El mundo VICA llegó. ¿Estabas preparado?

Nuestro mundo en tiempos de Coronavirus a cambiado, para siempre y más.

Como pocas veces antes, en relación a la magnitud y su alcance, las siglas que definen a un mundo VICA aplican de manera concreta a la pandemia causada por el COVID-19. El Virus que nos iguala más que nunca, provocando gran Incertidumbre, por ser nuevo y previamente desconocido, y que por la Complejidad de la situación genera cambios de conductas, hábitos e interacciones, produciendo Ansiedad, redefine el concepto VICA sumándole un nuevo desafío a sortear, «Angustia».

Capacidades instaladas y parcialmente aplicadas como la agilidad, para responder; colaboración, para pensar colectivamente en nuevas estrategias y modelos; experimentación, para prototipar y testear los mismos – cómo lo está intentando la medicina para encontrar como contener y curar – y la resiliencia, para transitar este momento inédito; ganarán un espacio protagónico para apoyarnos en el sorteamiento de esta crisis.

El COVID-19, no se parece a ningún otro virus conocido y tampoco a ninguna otra crisis por la que hayamos transitado, es el mundo VICA en su máxima expresión.

Los acercamientos tradicionales para dar respuesta, entonces no serían lo suficientemente eficaces. Como auto líderes responsables, necesitamos actuar ahora y hacerlo fuertemente. Ya no cabe duda que independientemente de la velocidad y seriedad de la pandemia, toda la actividad económica se ve afectada y se manifiesta en disrupciones importantes y noveles.

Si de algo podemos estar seguros, es que habrá un final para esta pandemia aunque el rebote no será inmediato y los efectos económicos y cambio de hábitos perdurarán por un tiempo más prolongado que el que desearíamos, convirtiendo al mundo VICA de hoy, en un nuevo mundo de normalidad para mañana.

¿Cómo lograrlo?… Hay que estar delante de la curva como decía el Guasón en el Caballero de la Noche.

Sabemos que los consumidores y clientes están modificando algunos hábitos de manera permanente con la creciente aceleración de tendencias previamente instaladas como la virtualidad. Cada uno de nosotros como responsables de nuestro bienestar, presente y futuro, debemos pensar y planificar acciones posibles, muchas de las cuales eran improbables e impensadas hasta hace poco tiempo.

Veamos los 3 escenarios posibles a los cuales nuestras actividades se pueden ver enfrentados y las acciones que podemos implementar para abordarlos:

Escenario 1: Disrupción manejable. Los ingresos se reducen levemente. Los cambios de hábitos de los consumidores son evidentes.

Escenario 2: Disrupciones operacionales incontrolables. Fuerte decrecimiento de los márgenes. Los efectos se propagan por un tiempo prolongado.

Escenario 3: Viabilidad futura cuestionable. Riesgo de continuidad, alto o muy alto.

La lectura rápida y las decisiones que tomemos, nos pondrán a prueba como líderes emprendedores ya que esta es una empresa en la que no debemos fallar si buscamos la supervivencia, y/o la permanencia, y/o la trascendencia.

Aquí comparto algunas ideas ejecutables (.exe), para enfrentarnos al mundo VICA actual:
  1. La conciencia social es clave. Nuestro cuidado personal y de todos aquellos que nos rodean.
  2. Ser conscientes de la severidad de la situación macro y sus efectos financieros. Defendernos, estabilizarnos y planificar.
  3. La conservación de la liquidez sin que esto implique un parate absoluto. La filosofía debiera ser “reconfiguramos en lugar de solo posponer o cambiar”.
  4. Como es de esperar que la actualización de la situación se produzca diariamente, tenemos que priorizar la agilidad y la informalidad sobre los procedimientos establecidos, especialmente aquellos que se presentan como rígidos. Dinamizar todo lo que se pueda. ¡Que fluya! Comunicar estratégicamente en exceso.
  5. Diseñar escenarios posibles para poder hacer frente al declive de ingresos y disrupciones operativas. Son tiempos de colectivos colaborativos. “Cambiamos, no paramos”. Hagámonos constantemente esta pregunta: ¿Que pasaría sí?
  6. Convocar a expertos externos presentes en las redes, para que sus consejos y perspectivas nos ayuden a manejar y gestionar la situación dada la multiplicidad y novedad de coyuntura.

Entre todos, enfrentando nuestros miedos y superando creencias limitantes, como la mente candado (Abrirnos a nuevos modelos y formas emergentes) podremos construir un nuevo marco vital, que diseñaremos capitalizando los muchos y variados aprendizajes que nos inculque esta crisis disruptiva.

Autor: Daniel Feige – Curador de Contenidos de PHR LATAM